Desde hace algunos años el mundo ha comenzado a hablar “BIM”. No es que sea algo reciente, de hecho ArchiCAD lo viene haciendo desde muchos años, mientras el resto de programas seguían intentando mejorar el CAD y evolucionar en ese entorno. Lo cierto es que desde la década de los 90 cuando AutoCAD comenzó a afianzarse año a año en los estudios de arquitectura del mundo entero, surgía a la misma vez la necesidad de que aparezca un programa creado para la arquitectura. En todas partes surgían empresas que creaban plugins para arquitectura, haciendo que AutoCAD creara Muros, Carpinterías y algunos objetos más con relativa facilidad. A la misma vez otros programas nacían pensados desde sus inicios para arquitectura pero el mercado, la promoción o simplemente la suerte hacían que nacieran el lugares equivocados en el momento equivocado y terminaban fracasando. Recuerdo aún CAD32, una propuesta creada en Argentina que a mediados de los 90 parecía querer salir adelante pero las difícultades de venta de la época, las crisis en el Río de la Plata terminaron “matando” a ese programa que era bueno pero no tuvo suerte. Evolucionó en otros programas, pero aquella fuerza inicial no pudo materializarse a algo más espectacular. A finales de los 90, Architectural Desktop aparecía con la intención de cubrir esa necesidad. Un AutoCAD creado para arquitectos. Un buen programa, que parecía comerse al mundo en el momento que era de Autodesk y estaba basado en AutoCAD. Parecía que todo el mundo lo elegiría y sin embargo tampoco fue así. Cada versión que aparecía era como que siempre le faltaban cosas importantes. ArchiCAD entonces era mejor programa, aunque quedaba mal decirlo. ArchiCAD era un BIM pero le toco ser en muchas partes del mundo como Pepsi, hay que gente que la odia y otros que la adoran. Sin explicación aparente, el usuario de ArchiCAD suele negarse a otros programas, como ocurre hoy día con los seguidores de Skechtup. El furor que suelen mostrar con su programa a veces me recuerda a esos primeros usuarios de ArchiCAD. Incluso a los de Rhino, cuando comenzó. Era como un tesoro del que no se podía hablar. Sin embargos todos, sin excepción hablaban mal de AutoCAD. Los que eran competencia y los que lo copiaban. Siempre hablan mal. Quizás, lo curioso es que sigue teniendo más usuarios en el mundo que todo el resto de programa juntos. O están todos equivocados o hay otras razones que no se están teniendo en cuenta para decir que algo es malo o bueno. Lo cierto es que AutoCAD sigue siendo el caballito de batalla de una de las empresas de software más importantes del mundo como es Autodesk. Si hablamos de CAD, todo el mundo lo asocia con AutoCAD y no con otro. Más popular no significa mejor, pero tampoco significa el peor. El hecho es que hoy día la tendencia es el BIM. Después de tantos años de lucha por ganar un mercado ha llegado el momento del BIM. Revit, que lleva muchos años en el mercado ha sabido ganarse un lugarcito y día a día va creando más adeptos en el mundo. Es una realidad. Muchos que escuchan la palabra BIM por primera vez lo asocian con Revit, el tiempo dirá quien termina ganando la batalla de los BIM, pero la de CAD ya está ganada desde hace muchos años.

AutoCAD es y será, el CAD por excelencia. Dominar AutoCAD le permite hablar el mismo idioma que hablan los arquitectos, ingenieros, y diseñadores de todo el mundo. Es verdad que hay países con más tendencias a un programa que otro. Francia por ejemplo es muy variada la opción de programas, no parecen que estuvieran “casados” con un único programa. En España en cambio el uso de programas de Autodesk lidera, seguido por supuesto por Nemetschek que es lider en Europa en muchas áreas con magníficos programas como AllPlan y Cinema4D. Pero en CAD, el lider es AutoCAD. Su formato dwg es al que todos quieren ser compatibles. No hay más que ver las opciones más económicas de CAD. Su publicidad se basa en que es compatible 100% con el formato nativo DWG, las herramientas son un 95% idénticas que AutoCAD, etc.

Sin embargo, aunque AutoCAD sea un estándar en CAD en el mundo, se sorprendería el bajo conocimiento que se tiene del programa. Muchas veces por la autoformación, o por la obligación de trabajar en temas similares y buscar siempre las soluciones más “rápidas” terminan creando una serie de vicios que impiden al usuario dedicar tiempo a la investigación y aprovechar todas las nuevas funciones que van apareciendo. Hay gente, que si hoy día abrieran un AutoCAD 12 para D.O.S. o AutoCAD 14 para windows, no sería demasiado diferente a como dibujan hoy día. Es verdad que crear líneas o polilíneas entonces era muy similar a como lo haría hoy día. Pero todo lo demás ha cambiado y mucho. Tanto, que nuestros cursos online de AutoCAD 2D le sorprendería porque aprendería a usar los pinzamientos, bloques dinámicos, objetos anotativos, ¡espacio papel! Es increíble, pero aún hay gente que no sabe aprovechar las grandes ventajas de trabajar con el espacio papel. Sé que parece difícil, pero es que si no aprender a usarlo se está perdiendo muchísimas otras cosas que tienen relación como los objetos anotativos que implican escalas, cotas, textos, sombreados, etc.  No lo piense ni una vez, si es usuario de AutoCAD desde hace 20 años, 10 años o simplemente quiere iniciarse con el programa aprovecha la oportunidad que le estamos dando de aprender AutoCAD 2D por el equivalente a 50 euros. Observe el temario, vea la primera lección y podrá comprobar que es un curso exhaustivo y que con una baja inversión podrá sacarle muchísimo provecho. No le pedimos que gaste 50 euros, sino que invierta 50 euros en conocimientos que de otra manera, en un curso presencial, tendría que pagar un mínimo de 10 veces más este precio. Si es usuario de AutoCAD o pretende serlo, esta es la oportunidad magnífica que tiene de dar un salto cualitativo a su trabajo. Ahorrará tiempo, trabajará mejor, y será mucho más productivo.

Milton Chanes

Escritor de Anaya Multimedia